CAMPUS

El campus se localiza en una reserva natural protegida donde el majestuoso bosque de pinos y encinos provee paz y el contacto necesario entre hombre y naturaleza. El campus funciona como un laboratorio para proyectos ecológicos en congruencia con la armonía del paisaje, que incluye edificios con un diseño arquitectónico que se integran sin afectar la naturaleza del bosque.

 

No es difícil encontrarse diferentes animales propios de la región paseando dentro del campus, como lo son las ardillas, armadillos, lagartijas, águilas y otros.

Cada estación es diferente en el campus; mientras la primavera es siempre llena de flores y el verano atrae con su clima cálido de las montañas, el invierno aparece con heladas hermosas, granizo y a veces nieve.

La universidad además ofrece un ambiente educativo al aire libre recordando a los antiguos griegos en las plazas públicas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIVIR EN TLAZALA:

 

La universidad se localiza en la frontera entre dos municipios del Estado de México: Santa Ana Jilotzingo y Tlazala de fabela, dos comunidades rurales donde la vida tradicional sigue siendo común.

Los estudiantes generalmente prefieren Tlazala y a su gente amigable y cálida, los habitantes de esta localidad trabajan en granjas familiares y mantienen un fuerte respeto por las tradiciones de la región.

 

Tlazala está rodeado de montañas, haciendo este pequeño pueblo un sitio tranquilo, la gente de este lugar prefiere cultivar sus propios alimentos y cuidar de sus animales para obtener leche, huevos y queso, entre otros. Los visitantes no encontrarán centros comerciales, cines o avenidas congestionadas. La gente de Tlazala tiene un gran amor por su tierra y no han permitido la entrada a las grandes industrias, por lo que la vida en Tlazala es muy barata y saludable. Siempre encontrarás algo nuevo que aprender de esta bella comunidad.

 

Para aquellos que prefieren la vida en la ciudad, Tlazala se encuentra a 90 minutos de la Ciudad de México y a cerca de 30 minutos de otros poblados donde se pueden encontrar servicios urbanos.

 

La experiencia de vivir en un pueblo con tradiciones ancestrales es maravillosa, esta zona fue habitada originalmente por los indígenas otomís, quienes vivían inmersos en las montañas. Algunas personas continúan con esta tradición y no es difícil conocer a familias que siguen viviendo en las montañas más altas del municipio.

 

www.facebook.com/tlazala

© 2020 by University Albert Einstein.

Aviso de privacidad.