Mindfulness y una salud plena


Numerosa evidencia científica respalda los beneficios para la salud física y mental de la práctica de Mindfulness, tal es así que el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido (NHS-UK) lo ha recomendado, entre otros padecimientos, para el tratamiento de la depresión. Hay que recordar que Inglaterra se encuentra entre los mejores sistemas de salud a nivel global.


El libro “Mindfulness-Based Stress Reduction Workbook” por Bob Stahl y Elisha Goldstein (Harbinger, 2013) hace mención de algunas publicaciones científicas que arrojan interesantes resultados sobre el impacto de Mindfulness en el comportamiento humano y el funcionamiento del cerebro. Entre ellas destacan los estudios del Dr. Richard Davidson, director del Laboratorio de Neurociencia de la Universidad de Wisconsin quien evaluó los resultados del programa de 8 semanas de MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction)impartido a un grupo de una compañía de Biotecnología, encontrando un significativo incremento en la actividad cerebral del área frontal izquierda asociada con una mayor capacidad para auto regular las emociones, mayor capacidad para recuperarse de eventos estresantes y una mejor respuesta inmune. En otros estudios, mencionados en el mismo libro, la Dra. Sarah Lazar (2005) demostró que los practicantes de Mindfulness experimentan un engrosamiento en ciertas áreas de la corteza frontal, responsables del razonamiento y la toma de decisiones; también la ínsula aparece más gruesa, la cual es muy importante para la regulación emocional.


En nuestro ámbito latinoamericano tenemos interesantes testimonios de practicantes de Mindfulness que han experimentado los beneficios de este sistema, mencionamos a continuación un par de casos (los nombres han sido cambiados para preservar su identidad).


Celina, de 40 años, practica y enseña danza, experimenta intensos episodios de ansiedad con aceleración de la frecuencia cardiaca, sudoración e insomnio, asociados a pensamientos recurrentes de fracaso laboral, se visualiza a si misma fallando en el escenario, esos pensamientos detonan sus crisis. Los pensamientos son irracionales puesto que sus estándares de rendimiento son óptimos.


Ella está bajo tratamiento médico cuando llega a la práctica de Mindfulness y continua con el mismo durante sus prácticas, ya que Mindfulness no debe ser visto como un tratamiento médico sino como un complemento que coadyuva al proceso de recuperación.


Durante las sesiones de Mindfulness Celina aprende a manejar su stress mediante técnicas como Mindfulness Body Scann, aprende también a reconocer la diferencia entre stress primario y secundario, lo más importante aprende a identificar los pensamientos negativos asociados a sus episodios de ansiedad. Después de cuatro semanas de practica reporta una reducción significativa de sus molestias y descansa mejor por las noches.
Ismael, 70 años, profesor jubilado, desde hace 6 meses padece de dolor de cabeza, ha sido evaluado por médicos y neurólogos sin que se haya encontrado una causa orgánica que lo explique, los especialistas le han indicado que probablemente sea causado por stress. Como se ha señalado, quien enseña Mindfulness no pretende diagnosticar ni tratar ninguna enfermedad, sino contribuir al bienestar personal. 
Ismael se familiariza con las técnicas de Mindfulness para el manejo del stress y el manejo del dolor.
A los 15 días reporto la desaparición completa de sus molestias, después de cuatro meses las mismas no habían regresado. 


En el libro Mindfulness and Psychotherapy, por Christopher K. Germer, Ronald D. Siegel, Paul R. Fulton, (The Guilford Press, 2013) se menciona que la incorporación de Mindfulness en la práctica clínica es una corriente creciente en los Estados Unidos. Numerosos centros hospitalarios en la Unión Americana han incluido Mindfulness como parte de los servicios a sus pacientes. 
En Mexico, la Universidad Albert Einstein y la Asociación Médica del Hospital BITE han venido trabajando de manera conjunta para capacitar en Mindfulness a profesionales de la salud.


 

© 2020 by University Albert Einstein.

Aviso de privacidad.